miércoles, 28 de mayo de 2014

En muros pantalla, dos noticias sobre el hormigón, una mala y otra buena.


Para que un hormigón desarrolle todas sus potencialidades resistentes y de compacidad no basta únicamente que se haya realizado una buena dosificación y mezcla de sus componentes, también es fundamental que se haya compactado de forma adecuada y que el proceso de curado haya sido el correcto.
 
En este artículo voy a explicaros dos cosas,del hormigón en los muros pantalla, una mala y otra buena:
 
La mala: El hormigón no puede ser tan bueno como esperamos.
La buena: Tampoco necesitamos un hormigón tan bueno.
  
Un hormigón vertido, antes de ser compactado tendrá un contenido de aire entre el 10 y el 20%. Si pensamos en los hormigones habitualmente utilizados en los muros pantalla ( consistencia líquida a fluida), seguramente el contenido de aire será algo menor y estará entre el 10 y el 15%.
 
El proceso de compactado del hormigón tiene como finalidad eliminar gran parte del contenido de aire, para ello se utilizan diferentes metodologías como el vibrado, con estas tecnologías se consigue que el contenido de aire se reduzca por debajo del 5%. 
 
Pero en la ejecución de los muros pantalla, el hormigón no se vibra por lo que el único sistema de compactación que hay es el propio peso de la masa de hormigón, el cual reduce el tamaño de las burbujas de aire ocluido y con ello el contenido de aire de la masa.
  
Alguien podría decir que este tema se soluciona vibrando el hormigón de los muros pantalla, personalmente estaría totalmente en contra de esta práctiva ya que la presencia de armadura así como la posible existencia de lodos bentoníticos en contacto con la superficie del hormigón, podría provocar problemas más importantes que el tener un hormigón no demasiado compacto.
 
En esto último, hasta la normativa me da la razón (no siempre pasa), de hecho la norma UNE-EN 1538 (Ejecución de trabajos geotécnicos especiales. Muros-pantalla), en su apartado 8.8 Hormigonado y descabezado, dice:
 
“El vibrado del hormigón no se realizará cuando el valor de asentamiento sea superior a 100 mm”. 
 
Y por si no queda claro, en la norma UNE-EN 1536 (Ejecución de trabajos geotécnicos especiales. Pilotes perforado), en su apartado 8.3 colocación de hormigón, dice:
 
 
No está permitido utilizar vibraciones internas para la compactación del hormigón” 
 
Esta última norma, aunque no hace referencia a muros pantalla sí lo hace a pilotes perforados, los cuales, a efectos de hormigonado, pueden considerarse igual que los muros pantalla
  
 
El mecanismo anterior nos lleva a afirmar que los primeros 2-4 metros de hormigón (los más superficiales), difícilmente tendrán la compacidad ideal ya que no habrá existido mecanismo de compactación alguno que haya eliminado el volumen de aire aportado en fase de vertido. 
 
En definitiva, el hormigón de los metros más superficiales no puede ser tan bueno como esperamos, o lo que es lo mismo, hemos pagado un, por ejemplo, HA30 y a efectos resistentes y de compacidad tendremos un HA25 o menos. Eso sí, siempre nos quedará el consuelo que el movimiento del tubo tremie dentro del hormigón nos compacta éste.
  
Por otro lado, a efectos estructurales, en el diseño de los muros pantalla se suelen aplicar limitaciones sobre la resistencia del hormigón, a modo de ejemplo el CTE plantea las siguientes limitaciones:
 
  • Máxima resistencia a compresión para verificaciones estructurales a flexión: 18 MPa
  • Máxima resistencia a compresión para verificaciones como elementos estructurales de cimentación: entre 3,5 y 5,5 MPa.
Es decir, tampoco necesitamos un hormigón tan bueno.
 
Para el que quiera más sobre hormigones en los muros pantalla
 
 



También os dejo un documento interesante donde se puede intuir lo que hace el hormigón al ser vertido.



Gracias por vuestro tiempo.

juanjo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...