domingo, 5 de octubre de 2014

Voladura si, voladura no.


Estimar a priori la excavabilidad de un macizo rocoso para realizar explanadas suele ser una de esas cuestiones que inquietan a los integrantes de las obras. Parece evidente que, tanto la dureza de la roca matriz como el grado y orientación de sus fisuras condicionarán la técnica y rendimiento de la metodología utilizada, en este artículo hablaré sobre este tema.

Cuando me plantean esta cuestión, suelo recomendar que hablen con los profesionales locales del movimiento de tierras, os sorprendería lo que puedes llegar a aprender si sabes hacer las preguntas adecuadas y escuchas con atención.

Como a un consultor se le suele pedir algo más “técnico”, aunque no por ello más “útil”, entonces pido datos sobre la velocidad de las ondas sísmicas longitudinales (ondas p). Aquí, ya sueles captar la atención del oyente, pero cuando ya lo rematas, es cuando le dices que con ese dato se puede entrar en la figura inferior y determinar la técnica más adecuada para la excavación.



Evidentemente no quieres romper la magia del momento con información secundaria referente a la tabla, como el hecho que se trata de una tabla realizada por una firma comercial  de máquinas ripadoras, que ésta refleja únicamente la capacidad de trabajo de una técnica específica, concretamente un riper de diente único de 390 CV y otros detalles que seguro nadie dará mayor importancia.



 
Tras este primer místico momento, suele plantearse la pregunta de como conseguir el dato ese de la velocidad de las ondas esas. La respuesta es contratando a una empresa que realice sísmica de refracción y encargándoles el correspondiente análisis, en el cual podrá verse algo parecido a la figura de abajo, donde de forma colorista, se representa la distribución de velocidades de onda en un perfil concreto.
 
 

Otra posibilidad, que cada vez veo más, es obtener los datos de velocidad de ondas sísmicas desde los ensayos Cross-Hole. Estos ensayos permiten obtener un perfil sísmico entre dos columnas de sondeo, tal y como se ve en la figura inferior.



Simplificando y con todas las precauciones que se nos puedan ocurrir, diríamos que por debajo de los 1000 m/s el terreno es excavable con maquinaria tradicional ( típica giratoria de 20-25 tn) de los 1000 m/s a los 2000 m/s  necesitarás maquinaria más potente y posible ayuda con martillos rompedores y/o ripadoras y a partir de los 2000 m/s ya toca sufrir (poca producción y muchas molestias) o empezar a pensar en la utilización de explosivos.

En este punto, algún lector detallista puede preguntarse donde ha quedado aquello que he dicho en el primer párrafo


“Parece evidente que, tanto la dureza de la roca matriz como el grado y orientación de sus fisuras condicionarán la técnica y rendimiento de la metodología utilizada”



La respuesta es que la metodología arriba apuntada asume que la velocidad de onda sísmica ya valora los aspectos mencionados (*)

(*)Nota la margen. Aquel que este tipo de afirmaciones le violente hasta hacérsele insoportable su día a día, mejor que deje esto de la geotecnia.

Si esta respuesta no es suficiente o, como pasa muchas veces, no tenemos datos de la velocidad sísmica, podemos recurrir a metodologías que asocian la excavabilidad con propiedades geomecánicas relativamente sencillas de obtener, como pueda ser el grado de fracturación y la dureza de la roca matriz. Abajo os pongo dos típicas figuras que nos permiten llegar a una propuesta de técnica de excavación.
 





Con las anteriores figuras, mirando las cajas de los sondeos y un martillo ya puedes atreverte a decir algo, pero insisto, como una buena conversación con el paisano de la zona que lleva 2 generaciones moviendo piedras, no hay nada mejor para indicarte si acabarás utilizando voladura o no.

Por cierto, nunca os habéis preguntado, con el dinero que llegó a gastarse el coyote en dinamita para pillar al correcaminos, no le hubiera sido más rentable pagarse un buen restaurante ¿?????

Os dejo dos artículos que en su día publiqué, no van de voladuras pero si de algo muy relacionado, las vibraciones.

 

Un saludo

y

Gracias por vuestro tiempo

9 comentarios:

  1. Gracias Juanjo, comí siempre chapeau, muy didáctico, ameno, práctico y divertido.

    ResponderEliminar
  2. Siempre informativos, útiles y divertidos tus comentarios. Saludos de un caminero de Barcelona que siempre vio la Geotecnia como algo esotérico (tal vez lo es).

    ResponderEliminar
  3. Siempre tan instructivo como entretenido. Gracias por compartirlo con todos nosotros, Juanjo.

    ResponderEliminar
  4. Si metes tanta información en una entrada de blog, al final vas a romper el internet!! :-D
    Què bueno!! Ya puedo hacerme pasar por geólogo en obra civil!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Ana Mato cuela como ministra cómo no vas a poderte pasar como geólogo.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. excelente!! muy interesante y divertida, ojalá huberan profesores que explicaran así en la universidad.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...