jueves, 13 de febrero de 2014

a veces veo técnicos

 
La verdad es que este artículo lo escribí hace unos años, pero es que cada vez que pago a hacienda me acuerdo de él, así que os lo vuelvo a poner.

El mercado de la construcción español, a corto y medio plazo, necesita muchos menos titulados de los que las universidades españolas tienen previsto licenciar o diplomar.

Lo anterior, prácticamente todos los partícipes de este mercado lo tienen claro, de hecho cualquier estudio ( los números de la crisis, dos de cada tres arquitectos…) nos lleva a la conclusión que tenemos técnicos en construcción para muchos años, el mercado presente y futuro está abastecido.

Frente a esta realidad los técnicos, y por representación, los colegios profesionales, parece que cuando nos pronunciamos (pocas veces y con la boca muy pequeña) vamos más en la línea del proteccionismo gremial, que en el de la eficiencia económica para un país.

El resultado es lógico, únicamente nos hacemos caso entre nosotros y como nosotros parece que no tengamos mayor poder para influir en el sistema, véase las últimas propuestas de la Ley de Servicios Profesionales (ver post volad, compañeros volad), pues eso, a verlas pasar.





Sacar a un ingeniero al mercado debe costar del orden de 40 a 50.000 euros, de éstos el estudiante no paga ni el 15-20%, yo no digo que él y sus padres no tengan un problema, pero yo tengo claro que pago gran parte de esta fiesta.

Tal vez debamos de empezar a dejar claro y de forma pública que la administración está tirando el dinero a paladas con la mayoría de los técnicos de la construcción que tiene previsto meter en el mercado.


Tal vez tengamos que decir lo anterior con la autoridad que da el conocer nuestro mercado.

Tal vez debamos esgrimir nuestro compromiso con la sociedad y enarbolar la bandera de la adecuada gestión de los recursos públicos.

Tal vez lo tengamos que decir junto con los aparejadores, los arquitectos, los topógrafos, los geólogos, etc..

Tal vez deban de ser nuestros colegios profesionales quienes lo digan.

Tal vez lo tengamos que decir muy alto y claro en los medios, las administraciones, las escuelas incluso en Europa, aunque a muchos no les guste el discurso.


Mi opinión, es que entonces y sólo entonces, tal vez nos escuchen.



Mientras yo seguiré cumpliendo con el grueso de mis obligaciones tributarias con mi país.

                      Aunque, a modo de acción transitoria, sugeriría la inclusión de una casilla nueva en la próxima declaración de hacienda, mediante la cual me libre de la responsabilidad de la mala gestión de recursos que implica seguir en la línea en la que estamos.

            Esta casilla me permitiría evitar que parte de mis tributos se utilizara para seguir abundando en esta situación


De todas formas, como la propuesta que hago únicamente puede ser efectiva a partir del año que viene, yo me quedo oyendo “Marieta”  cantada por Javier Krahe. Aunque adapto algo la letra:


Y yo aquí pagando como un gilipoooollas, madre




Gracias por el tiempo que me habéis dedicado.

juanjo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...