martes, 31 de marzo de 2015

Cimentaciones suspendidas sobre apoyos profundos, tecnología CSAP.


Los que me seguís habréis notado que desde hace unos meses a esta parte he reducido mi actividad en GEOJUANJO, la razón ha sido que he dedicado mi tiempo al desarrollo de una solución de cimentación, en este artículo os hablo de este proyecto y os muestro diferentes fotos de actuaciones realizadas.


Os presento la tecnología CSAP ( Cimentaciones Suspendidas en Apoyos Profundos ) que he desarrollado junto al equipo de 2PE Fonaments en Petits Espais. La tecnología CSAP implica una fuerte innovación en el campo de la actuación en cimentaciones espaciales, habiéndose desarrollado desde maquinaria hasta elementos auxiliares pasando por nuevos procesos constructivos.


Esta innovación se ha materializado en la tecnología CSAP así como varias patentes sobre aspectos concretos de dicha tecnología. Con la finalidad de resolver situaciones en espacios con requerimientos especiales como puedan ser:

q   Reducido espacio de trabajo, tanto en planta como en altura.
q   Imposibilidad de utilización de equipos que generen humos.
q  Limitación estricta de ruidos y/o vibraciones.
q   Coexistencia con actividades no compatibles.
q  Accesos complejos.
q  Actuaciones en entornos limpios.


Aspectos a destacar de la tecnología CSAP son:

q   Utilización de elementos prefabricados.
q   Obra en seco y sin soldadura.
q   Capacidad de acceso a espacios con requerimientos especiales.
q   Versatilidad para adaptarse a las más diversas situaciones.
q   Fiabilidad

Las CSAP están formadas por tres elementos:


         Elemento de cimentación: Este elemento tendrá una doble función, por un lado transmitir los esfuerzos de la estructura a los apoyos profundos y por otro hacer de reacción para el sistema de hinca de los apoyos profundos. El elemento de cimentación puede ser una losa, una viga de cimentación, una zapata o cualquier elemento que haga la función de transmitir los esfuerzos de cimentación.
 

         Aparatos CSAP. Estos aparatos se instalarán en el elemento de cimentación y tienen como misión, materializar un anclaje que permita la hinca de los apoyos profundos así como conectar los apoyos profundos al elemento de cimentación transmitiendo así los esfuerzos de cimentación. La hinca de los apoyos profundos se realizará mediante un pistón hidráulico con un procedimiento que garantiza la mínima afectación al entorno, tanto en términos de ruido, vibraciones o humos.


         Apoyos profundos: Estos elementos transmitirán los esfuerzos de cimentación a capas profundas de terreno. Para ello se utilizan tubos metálicos de sección suficiente como para resistir las acciones de cimentación a lo largo de la vida útil de la estructura a soportar.

 

La operativa para la instalación de cimentaciones suspendidas en apoyos profundos se divide en las siguientes tres fases:

 

q   FASE 1. Construcción de los elementos de cimentación. En esta fase se construye el elemento de cimentación en el cual se embeberán los aparatos CSAP. El aparato CSAP tendrá tres funciones principales:


§        Forzar un pasante para que, en la siguiente fase, el apoyo profundo atraviese el elemento de cimentación.

§        Materializar los conectores que deben permitir la instalación de los apoyos, utilizando como reacción el peso del propio elemento de cimentación.

§        Permitir la conexión definitiva entre la cimentación y el apoyo profundo, garantizando así que ambos elementos funcionan solidariamente en fase de servicio.






 
 


 
q   FASE 2. Instalación de los apoyos profundos. Los conectores instalados en la fase anterior, que forman parte de los aparatos CSAP, permitirán anclar el sistema de instalación de los apoyos profundos.


La instalación se realizará mediante hinca hidráulica, utilizando para ello un pistón de capacidad suficiente como para alcanzar la máxima carga de trabajo esperable para cada apoyo, aumentada ésta en un factor de seguridad.

 
Todo el proceso de hinca es controlado, registrando datos del esfuerzo de hinca así como de la penetración de los apoyos en el terreno. El resultado es la obtención una disgrafía de la resistencia a la hinca en toda la longitud de terreno atravesado.

 
Lo anterior permite afirmar que la propia instalación del apoyo profundo es una prueba de carga tanto del propio apoyo como del mecanismo de conexión definitivo entre el apoyo y el elemento de cimentación.










q   FASE 3. Fijación, mediante mecanismo, de los apoyos profundos al elemento de cimentación. Esta fase hará que el  elemento de cimentación y los apoyos profundos trabajen solidariamente cuando el conjunto sea sometido a los esfuerzos de cimentación.






En definitiva


Os dejo un par de artículos muy relacionados a lo aquí expuesto


Gracias por vuestro tiempo

juanjo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...